domingo, 26 de abril de 2009

Una empresa sin currículo



Uno de los problemas de los jóvenes al buscar un primer trabajo, es no tener un currículo que lo respalde. Ya muchos hemos oído fuertes contradicciones al respecto: piden que sea joven, pero que tenga varios años de experiencia, provocando un conflicto espacio-tiempo que ni los de Volver al futuro podrían resolver, ¿cómo quieren que tengan tantos años de experiencia, a veces con 23-25 años de edad?

No voy a profundizar en ese aspecto, pero si diré que esto también aplica a las empresas jóvenes. Sí cuando una empresa recién naciendo sale a buscar trabajos, se aplica lo mismo que a un recién egresado buscando su primer empleo: falta de experiencia y currículo. Y pasa lo mismo, ya que quienes los contratan, normalmente dudan en confiar en estas nuevas empresas, dejando la mayoría de contratos para las ya establecidas.

Entiendo perfectamente su punto: hoy el dinero es algo que escasea bastante, y hay que saber invertirlo en algo que tiene mayor garantía. Sin embargo, eso hace también que todo este manejado por unas cuantas compañías, que tal vez su creatividad se terminó hace mucho y que tampoco tenga el entusiasmo de una empresa joven, que no tendrá toda su experiencia, pero no este viciada ya ciertas tendencias.

Por otra parte, los recién egresados también deben tomar en cuenta que están en el inicio de su verdadera carrera, y es poco probable que saliendo de las aulas ya tengas un puesto de gerencia. No es imposible, pero en más de una ocasión ha sucedido que es más por tener conocidos que les ayudaron a conseguir el puesto que por méritos propios. Claro que hay sus honrosas excepciones, pero recuerden el dicho de “Dime a quien conoces, y te diré a donde llegarás”.

Lo mismo con una empresa joven, que no piense que al inicio tendrá contratos multimillonarios, porque lo más probable es que tenga pequeños encargos que le harán pensar si de verdad está yendo por un camino redituable. Pero todo es cuestión de perseverancia y paciencia, poco a poco se dará a conocer en el mercado, logrando la confianza de una cartera de clientes. Si, es como subir de puesto en una empresa.

Y para terminar este escrito, también para estas empresas jóvenes no piensen que si las compañías establecidas de toda la vida no les hacen caso, no es el fin del mundo. Porque esas empresas son de una generación pasada, hay que pensar que hay otras empresas nacientes que quieren confiar en personas de su generación también, y aunque no tan conocidas, ahí hay otra oportunidad de trabajo. Como siempre, es saber dónde y como buscar.

1 comentario:

Aya Chan dijo...

ESE TIPO QUE PUSISTE EN LA FOTO, SE VE BASTANTE GHEY.