martes, 27 de mayo de 2008

El corazón de una mujer.

Me vale si me oigo en exceso poético, pero pienso que el corazón de una mujer es una joya. También los hombres sabemos amar de verdad, pero el de ellas lo hace de otra manera. Son muy fuertes, pero paradójicamente al mismo tiempo son muy frágiles, fáciles de lastimar cuando se equivocan al entregárselo a la persona incorrecta.

Su forma de amar es total con la persona que eligen, se vuelve su mundo esa persona, por eso sienten que todo se derrumba cuando él falla. Y me revienta que haya hombres que enamoren esos corazones para luego decepcionarlos, siendo que pueden causarles a ellas el más profundo dolor, provocando que donde había amor nazca el odio.

Esta entrada es para ti, ante los hechos recientes espero que tengas pronto resignación y sepas que tuviste suerte darte cuenta a tiempo y reconocer a tiempo la clase de persona que era. Hombres como esos son los que dan mala fama al género, te aseguro que no todos somos así, algunos intentamos ser sinceros, aunque también podemos fallar. Lo único que pido es no cierres tu corazón, es fácil decirlo porque una vez lastimado tiene uno miedo de volver a exponerse, pero hay que intentarlo. Y elige bien esta vez, pero en caso de equivocarse, aquí estoy para escucharte nuevamente.

Recuerda esta frase: "Lo malo de una mujer con el corazón roto, es que empieza a repartir los pedazos". Mantén unido el tuyo.

domingo, 25 de mayo de 2008

Cansado de pensar.

Vean ese avestruz. Con la cabeza metida en la tierra, oculto porque está muerto de miedo. O por lo menos esa es la razón que me han dicho por lo que lo hace, ignoro si de verdad hace eso por temeroso o simplemente sea algo relacionado con buscar comida. No lo sé, pero lo que si se es que se ha tomado como una referencia para cuando alguien tiene miedo. Y yo quisiera poder hacer lo mismo que nuestro amigo el avestruz y ocultarme. Pero no es mi estilo.

Si, ando algo temeroso. Y aparte cansado de tanto pensar. Seguramente no faltará que alguien piense en este momento algún chiste relacionado sobre si realmente pienso o si ese cansancio es por la falta de práctica, pero quienes le ha pasado en alguna ocasión estar dando vueltas a algún asunto sin saber cómo resolverlo, recordarán que te cansa bastante. Yo me la he pasado pensando y estoy agotado.

Si les escribiera aquí lo que me pasa, no lograría transmitir ni un pequeño porcentaje del conflicto de estos momentos. Pero ya saben, como les he contado en numerosas ocasiones el escribir me relaja. Y también saben que tengo la mala costumbre de contar las cosas a medias, pero créanme que no es por molestar ni nada.

Espero recuperar pronto la paz interior. Voy a seguir normalmente con mis actividades de siempre, esperando llegar pronto a una decisión. Y antes de despedirme les comento que ya he agregado un visor de mi Twitter aquí en la parte superior-derecha del blog. Ahí sigo colocando desde hace tiempo que hago a diario, en pequeñas oraciones. Y les hago esta aclaración por si hay alguien que todavía no sabe que es Twitter, y agrego que si lo ignoran o critican su uso, están todavía lejos de poder aprovechar las bondades de la web 2.0

Saludos, y espero poder estarme riendo en algún momento de todo esto. Pero lo dudo.

lunes, 19 de mayo de 2008

Tristeza y compras no se llevan.



Estos días he estado algo (o un mucho) depre. Y tampoco me he podido poner mucho al teclado que por estar haciendo mis corajes me lastimé mi mano.

¿Y esto que tiene que ver? He conocido mujeres que cuando las dejan el novio o les pasa algo malo, deciden irse de compras (o de shoopping), para poder distraer su atención. Siempre lo había criticado, pero ahí caigo en ello.

Recuerden: cuando esten tristes...¡alejen cualquier maldita tarjeta de crédito de ustedes! Que puede llegar a reflejarse en otra cosa, en mi caso una laptop. Vaya manera de distraer la atención, es como echar fuegos artificiales para olvidar lo que tenemos, y en este caso son unos fuegos bastante caros.

Crédito, ¡a mí!

sábado, 17 de mayo de 2008

Blurry Eyes en español.

Me voy a ver bien mangalero con esta entrada, pero hace poco encontré esta versión de esta canción. Me gustaba mucho en japonés, pero no sabía que alguien la cantaba en español. Así que decidí ponerla aquí.

Como dije, trataré de actualizar más seguido, aunque no sea con mega entradas:

domingo, 11 de mayo de 2008

Las paradojas a las que nos enfrentamos.

Estoy intentando actualizar esto más seguido como lo había prometido. Sin embargo, no he hecho demasiado desde la última vez que escribí. Lo más relevante que me ha pasado es que el viernes pasado fui a un concierto de Martín Valverde que dio aquí en Mérida luego de 3 años de ausencia.

Siempre que escucho su música de este señor queda algo bueno en que pensar, y es que aunque hubo su “show” no planeado (una muchacha trató de suicidarse a medio concierto, tirándose desde la altura en el Kukulkán), por lo demás estuvo muy tranquilo y con bastante mensaje.

Me gustó mucho la canción “Paradoja”, me recuerda que todos los días nuestra vida está llena de ellas. La canción trata a grandes rasgos de como muchas veces hay cosas que tenemos planeadas para que salgan de una manera, deseamos que así sucedan, suponemos que es el mejor camino que podríamos elegir y ponemos todo de nuestra parte para que salgan las cosas así…pero luego sucede de una manera que no esperábamos y deseábamos, a veces sin que podamos tener control de ello.

Esto por supuesto nos causa frustración y nos molesta, pero en ocasiones a veces nos ponemos a pensar luego de que pasa el tiempo que paradójicamente… ¡qué bueno que sucedió así! Porque de haber estado los planes como pensábamos hubiéramos tenido un resultado que nos hubiera ido mucho peor. O viéndolo optimista, incluso porque nuestros planes y deseos se echaron a perder nos llegan a pasar cosas mucho mejores que ni hubiésemos pensado. Llegamos incluso a decir gracias por esa tristeza, esa decepción, pero que me evitó otras mayores y que ahora tenemos otras alegrías gracias a que no pasó.

Estoy escribiendo en domingo por la tarde, muero de calor y no tengo demasiadas ganas de escribir, pero aquí les dejo el video de la canción:

miércoles, 7 de mayo de 2008

Hola blog, ¿cómo te va?

Como blogger estoy acabado. He perdido por completo la costumbre de estar actualizando este sitio. Pero eso no quiere decir que este falto de ideas, sino de motivación. Y no, no es porque este triste, emo, deprimido, con tendencias suicidas o algo parecido que les pase por la cabeza a todos en seguida. Simplemente no tengo ganas.

Por eso ha pasado tanto tiempo desde la última vez que actualicé este blog. Sin embargo, de momento le entra la nostalgia a uno y se dice: “¿Porqué no escribo algo? Total, está ahí la página, no me cuesta nada darle una que otra entrada?” Y pues aquí me tienen, actualizando esto sin una mínima idea de que escribir.

Como no tengo tema, voy a platicar. Resulta curioso el ponerme a ver las estadísticas de mi antiguo blog (http://enriquemedina.wordpress.com/), y resulta irónico el ver como ahora que ha pasado más de medio año abandonado, las visitas siguen subiendo. Pero no crean que son nada más lo Google y Yahoo bots que lanzan los buscadores. Para nada, incluso han aumentado el número de comentario de lectores, que siguen aportando sus ideas a uno de los temas que más éxito tuvieron en aquel blog: Ensayo sobre el amor.(¡sólo vean la cantidad de comentario que ya tiene!)

No pretendo hacer una segunda parte, porque tendría que estar demasiado inspirado, enamorado y además dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Pero me gusta ver como mi blog anterior sigue teniendo aceptación, es una gran recopilación de reflexiones y pensamiento que hice durante varios años y que al parecer estarán durante mucho tiempo en la red para quien quiera consultarlos.

No pretendo que este blog llegue a la altura del anterior, pues no son ni el mismo tema, no le pongo la misma dedicación y tampoco tengo la intención. Como dije cuando lo fundé, solamente quiero seguir divirtiéndome, plasmando las diferentes ideas que me pasen por la cabeza y ahora si espero hacerlo de manera más seguida. Y ojalá que no se quede junto con las típicas promesas de fin de año de me voy a poner a dieta, haré más ejercicio, estudiaré mucho y demás ñoñadas que dice uno en ese momento, pero que solo sirven para adornarnos y no las cumplimos.

Me despido, espero ahora si (si, ahora si) escribir un poco más seguido. Y como siempre agradezco cualquier visita. Y ya, ¡el que tenga ganas de hacer su blog que lo haga de una vez! (Si, te estoy diciendo a ti).

Saludos, y por cierto si quieren saber que hago a diario, todavía actualizo mi Twitter, para verlo den click aquí.